lunes, octubre 12, 2009

PLAN CRIMINAL, CONTRA LA HEGEMONÍA DE LOS CARRILLO FUENTES

A un año y dos meses de haber sido asesinado en Culiacán, Sinaloa, empiezan a surgir datos y evidencias de que el crimen de Rodolfo Carrillo Fuentes –hermano de Amado y Vicente– fue planeado al menos dos meses antes de que fuera ejecutado en Monterrey, Nuevo León.

La razón: “Acabar con la hegemonía de la familia Carrillo Fuentes en el negocio de las drogas”.

A la presidencia de la República también llegó información en el sentido de que, después de su fuga, Joaquín Guzmán Loera, fue detenido “en una brecha” del estado de Nuevo León, pero liberado por parte del Ejército mexicano.

Tales afirmaciones constan en un documento de siete cuartillas que fue entregado en la secretaría particular del presidente Vicente Fox en octubre de 2004 –la carta fue sellada y aceptada como recibida-- presuntamente por un lugarteniente de los hermanos Beltrán Leyva, socios de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”.

El plan criminal fue dialogado por las principales cabezas del llamado cártel de Sinaloa.

Según la carta, a dicha reunión asistieron Ismael “El Mayo” Zambada, Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul” y Arturo Beltrán Leyva, entre otros prominentes miembros de esa organización criminal.

La carta, dirigida al presidente Fox, explica que “el motivo de la señalada junta fue planear el crimen de Rodolfo Carrillo Fuentes y, una vez ejecutado éste, tratar de incriminar por éste homicidio a otro grupo contrario, que serían `Los Zetas`, el brazo armado del cártel del Golfo, principal rival del cártel de Sinaloa, que comanda “El Chapo” Guzmán.

Sigue la carta: ...”Teniendo como objetivo estas acciones, por una parte, terminar con la hegemonía que la familia Carrillo Fuentes tenía sobre este cártel u organización, puesto que cuando Amado Carrillo Fuentes vivía, los titulares del `Cartel de Sinaloa`, es decir, Zambada García, Joaquín `El Chapo` Guzmán, Esparragoza Moreno y Arturo Beltrán, eran subordinados de él, manifestando dichos integrantes del `Cártel de Sinaloa`, que únicamente le debían lealtad a Amado Carrillo y no a los otros miembros de su familia”.

La misiva, con la cual se iniciaron investigaciones en Tamaulipas y Sinaloa por parte de la PGR y la Secretaría de la Defensa Nacional, añade:

“Este es el motivo por el cual Vicente Carrillo Fuentes no ha podido ocupar el mando de dicho cártel, puesto que lo han minado ultimándole personas de su confianza y más recientemente a su hermano, Rodolfo Carrillo Fuentes, usando el Cártel de Sinaloa, a la policía Ministerial de ese estado para estos fines, y esto se justifica con la ejecución de Rodolfo Carrillo, operativo el cual fue desarrollado, por lo que respecta a la logística, por la Policía Ministerial de Sinaloa”, a cuyo cuerpo de seguridad se le atribuye, según la carta, haber “puesto” al menor de los hermanos Carrillo para que fuera ejecutado.

De acuerdo con datos consultados en la PGR, Rodolfo Carrillo Fuentes, ejecutado el 11 de septiembre de 2004 en la plaza “Cinépolis” de Culiacán, Sinaloa –más de 300 casquillos de rifles AR-15 fueron percutidos en ese tiroteo–estaba ligado con el lavado de dinero de la organización criminal.

A Rodolfo también se le relacionaba con la adquisición de inmuebles para resguardar a los hombres del cártel, así como hacer los pagos correspondientes que no permitieran frenar la marcha de la empresa criminal.

La carta, recibida en la presidencia de la República, también menciona que la orden de la ejecución la giró el cártel de Sinaloa.

Luego de haber acordado este plan, el cual fue llevado a cabo, los miembros del cártel de Sinaloa –también conocidos como “Triángulo Dorado”-- acordaron declararle la guerra al cártel del Golfo y, para ello, determinaron asesinar a los miembros del grupo armado “Los Zetas”.

En el documento se narra cómo se llevó a cabo el plan para ejecutar a “Los Zetas”:

... “Puesto que aprovechando tanto el poder económico que tienen, aunado al apoyo que tienen por parte de funcionarios federales del más alto nivel, específicamente de la Siedo, realizan ataques a `Los Zetas`, aprovechando el aparato gubernamental para tal fin y auxiliándose de dicho aparato para todas sus actividades, como son realizar impunemente sus actividades preponderantes, específicamente la relacionadas con el narcotráfico, siendo el trasfondo de lo anterior el que Ismael `El Mayo` Zambada, Joaquín `El Chapo` Guzmán, Esparragoza Moreno y Arturo Beltrán Leyva, pues pretenden monopolizar el narcotráfico en un solo cártel, siendo éste el de Sinaloa”.

Todo esto lo llevarían acabo, según el texto, “exterminando con ayuda y auxilio de funcionarios federales a sus enemigos, construyendo en consecuencia un monopolio nacional del narcotráfico. Asimismo, en dicha junta también se acordó que agarrarían o entrarían a la plaza de Nuevo Laredo, para lo cual encomendaron esta misión a Edgar Valdez Villarreal, `La Barbi`, quien trabaja directamente para Arturo Beltrán, siendo éste el motivo por el cual se han desatado a últimas fechas una racha de balaceras y ejecuciones en esa ciudad fronteriza. También se expresa que el motivo por el cual estos personajes (se refiere a los miembros del cártel de Sinaloa) transitan libre e impunemente, es porque tienen componendas con altos funcionarios de la PGR, entre ellos, José Luis Santiago Vasconcelos”.

Respecto a la penetración violenta en Tamaulipas, el documento agrega:

“... Auxiliado por la Policía Ministerial de Nuevo Laredo y Edgar Valdez Villarreal, `La Barbi`, éste personaje realiza impunemente un sinfín de actos delictuosos, los cuales no se investigan o se atribuyen a otros grupos...”.

La carta señala, además, que la ola de violencia que azota Nuevo Laredo y otros puntos del estado de Tamaulipas, la ha generado Valdez Villarreal. Este personaje, según el documento, antes trabajaba directamente para Arturo Beltrán Leyva y cumplía con las encomiendas de sus jefes, los del cártel de Sinaloa.

Expone la carta que, en días pasados, Arturo Beltrán Leyva le había enviado una carta al procurador General de la República, donde se define como un empresario honesto. Pero la carta también dice que Arturo Beltrán “es un capo del narcotráfico quien, apoyado por gente de la PGR y del Ejército, se jacta a los cuatro vientos que los protegen de la presidencia de la República y (hasta) de usted mismo, señor presidente, lo cual se cree por lo sucedido con la fuga de `El Chapo` Guzmán, del penal de Puente Grande, Jalisco, y de su captura y liberación en una brecha de Nuevo León, por parte de soldados del Ejército mexicano, siendo en consecuencia la vergüenza del sexenio, puesto que este grupo delictivo esperó a que este gobierno tomara posesión para operar impunemente...”.

FUENTE: PROCESO.COM.MX


VALENTIN ELIZALDE-EL RODOLFILLO

video

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
 

© 2009NARCOTRAFICO | by TNB