domingo, noviembre 29, 2009

LA HISTORIA DEL CHOLO

Quienes conocieron a Jorge Armando Briceño López "El Cholo" cuentan su historia. La de un hombre que ha sido considerado un líder de la mafia en Tijuana y cuyo destino aún es una incógnita. Ni las propias autoridades de México y Estados Unidos pueden confirmar si está vivo o muerto.

Este es el relato de sus orígenes, las versiones sobre su muerte, de quienes dicen que está vivo, de quienes llegaron a amarlo y luego odiarlo. Esta la historia de una infame trayectoria en el mundo de las drogas y el secuestro.

El Cholo... ¿vivo o muerto?

Una voz femenina a través del auricular advertió: "El Cholo no está muerto como dicen". La mujer del otro lado de la línea telefónica aseguró haberlo conocido desde niño y que las versiones sobre su muerte son equívocas. "Él es de ahí del área de La Barrigona, de Pichilingue, en Mazatlán... y está vivo", insistió.

Se refería a Jorge Armando Briceño López, un joven de entre 33 y 36 años de edad apodado "El Cholo", a quien las autoridades tanto de México como de Estados Unidos han señalado como un peligroso narcotraficante y secuestrados, y quien a partir de 2004 empezó a figurar como uno de los líderes de la mafia en Tijuana.

Las versiones sobre su destino han sido varias desde su aparente desaparición de la escena criminal en esta frontera: Que lo mató el Ejército en una balacera en Playas de Tijuana. Que murió de cáncer. De sida, dijeron algunos de sus enemigos. Que falleció en un hospital en California. Padecía de una enfermedad crónica desde niño, refieren otros. Algunos no creen en su muerte y comentan que pudiera ser testigo protegido de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

Pero hay quienes aseguran que está vivo.

A través de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, La Ch solicitó tanto a la Procuraduría General de la República (PGR) la información oficial referente a la supuesta muerte de Briceño López.

La Dirección General de Asuntos Jurídicos de la PGR argumentó que debido a que se encuentra en trámite una averiguación previa en contra de la persona referida, la información solicitada es de carácter reservada.

"Motivo por el cual no es posible hacerla del conocimiento del mismo, ni revelarla bajo ninguna circunstancia a algún particular que, en su caso, la llegara a solicitar, por lo que la información podrá permanecer con tal carácter (de reservada) hasta por un período de doce años... En consecuencia, no resulta posible obsequiar la petición planteada, toda vez que existe impedimento legal para proporcionar datos relativos a las averiguaciones previas", refiere el documento oficial de respuesta firmado por el director de asuntos jurídicos, Juan Manuel Álvarez González.

Por su parte, Barbara Wetherell, portavoz de la DEA en Washington, indicó que de acuerdo a la información que sus investigadores han analizado, "El Cholo" está muerto.

"Aquí en la DEA nosotros creemos que él está muerto en base a información de múltiples fuentes, a pesar de que su cadáver nunca ha sido encontrado", dijo la funcionaria estadounidense.

Respecto a las fuentes en las que se basa su hipótesis, Wetherell dijo que no podía hablar al respecto, pero que tampoco podía confirmar la muerte de Briceño López.

Su gente operando

A mediados de febrero en una casa de Playas de Tijuana se celebraba una fiesta. Conjunto norteño para amenizar. El anfitrión hablaba en secreto con uno de los invitados, pero se alcanzó a escuchar: "Ahí afuera está el loco, dice que nada más quiere escuchar su corrido y se va", dijo el invitado. "Orale pues, pero que no haga pedos", propuso el de la fiesta.

Entonces empezó esa que dice: "Cinco y cinco suman diez, 10-10 está la plebada, esperando nueva orden, para atacar de volada, pa' dejar varios tendidos, y luego la retirada, El Cholo sigue ordenando, también su gente operando...".

Es el narcocorrido que interpreta el conjunto musical Explosión Norteña y que hace referencia a "El Cholo", quien fue enlistado por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en el número 55 de una lista de 76 supuestos miembros de crimen organizado en Tijuana.

En un nuevo cartel divulgado por las autoridades estadounidenses Briceño López ya no aparece y sólo se identifican Fernando Sánchez Arellano "El Ingeniero" y a Eduardo Teodoro García Simental "El Teo", como dos de los diez principales cabecillas de la mafia.

A principios de marzo un comando, al parecer policías de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), llegó a una casa de la colonia Guerrero para detener a presuntos distribuidores de droga. En el operativo lograron hacer sólo un arresto, pero muchos más se escaparon, entre ellos un tipo al que apoda "El Negro". El detenido fue llevado a la base de la colonia 70-76 acusado de ser miembro de la mafia y con la amenaza de que sería llevado a la PGR en la Ciudad de México. Más tarde lo dejaron libre. "El Negro" se había comunicado con sus superiores y supuestamente "El Cholo" fue quien dio la orden a los federales.

¿Dónde está El Cholo?

Dos metros bajo tierra. Disuelto en ácido. En una fosa común. Son algunas de las versiones que se rumoran sobre el paradero de Jorge Armando Briceño López "El Cholo". Su repentina desaparición de la escena criminalística en la frontera ha generado muchas especulaciones y la principal es la de su muerte.

Sin embargo hay quienes dicen que no está muerto, pero que tampoco anda de parranda, sino que está recuperándose, tanto de salud como económicamente. ¿Dónde? En Los Ángeles, California, donde desde muy chiquillo vivió.

"Yo lo vi hace un año en Cabo San Lucas, pero desde entonces le perdí la huella, hace poco me enteré de que está en Los Ángeles", comentó un informante.

Informes obtenidos por La Ch indican que desde los 4 años de edad Briceño López residió en el área de Long Beach, unos 50 kilómetros al sur del centro de Los Ángeles, a donde su padres emigraron. Ahí estudió, pero el ambiente de las pandillas lo envolvió. De ahí le surgió el apodo de "El Cholito" que más tarde se derivó a "El Cholo".

De niño Briceño López padeció de lupus, según contó un allegado a la familia, quienes están dispersos en Monterrey y el Distrito Federal.

El lupus es una enfermedad reumática y crónica que afecta articulaciones, músculos y casi todos los órganos, la cual provoca cansancio fácil, pérdida de peso inexplicable, fiebre prolongada, dolor e inflamación en las articulaciones (artritis) de manos, muñecas, codos, rodillas y pies, además de dañar la piel.

En la adolescencia la enfermedad ya la tenía controlada, sin embargo uno de sus riñones se vio afectado. Más que por vanidad, "El Cholo" tenía que estár inyectándose sustancias para la regeneración de células en la piel.

Su relación con el cártel de Tijuana se da cuando Francisco Javier Arellano Félix "El Tigrillo" conoce a Blanca Esthela, hermana de "El Cholo".

Necesitado de personal joven y valiente para hacer "jales" en la frontera, uno de los hermanos mayores de los Arellano Félix lo reclutó a principios de los 90. Escalón por escalón "El Cholo" fue subiendo de jerarquía hasta que en 2004 se convirtió ya uno de los jefes de la mafia en Tijuana, según la versión del informante.

Originario de la región conocida como La Barrigona, en el municipio de Mazatlán, Sinaloa, actualmente "El Cholo" tendría entre 33 y 36 años de edad.

Una mujer que dijo haber sido una de las tantas amantes de "El Cholo" desmintió la versión de que falleció de sida.

"Entonces yo también tendría sida, pero no, yo estuve mucho tiempo con él, la última vez fue el año pasado, estuvimos en un paseo de yate hacia la Isla del Espíritu Santo (en Baja California Sur), fuimos con otra pareja, la mujer era una colombiana", comentó.

En una ocasión esta mujer acudió a una casa que "El Cholo" tiene o tenía en Tijuana. "Me llevaron con los ojos vendados", dijo. "Su habitación era de pésimo gusto, en el centro estaba la cama, tenía pantalla de plasma, toda alfombrada, pero muy naquito como estaba arreglado, y en una pared tenía todo lleno de armas, de todo tipo de armas, hasta granadas tenía".

La versión de que "El Cholo" está vivo y residiendo en el extranjero fue alimentada por otro informante que se jacta de conocer el mundo de los mafiosos.

"Yo no sé donde está, pero el bato está vivito y coleando, el bato está retirado de aquí", comentó.

Su repentina desaparición, según contó esta otra fuente, se debió luego de un altercado que "El Cholo" tuvo con Rubén Ríos Estrada "El Pit" en una fiesta en Rosarito.

"Estaban discutiendo no sé por qué pedos, pero cuando "El Cholo" ya se iba se volteó para decirle (a "El Pit") que era una lacra y fue cuando "El Pit" le soltó el cuetazo".

Al parecer el balazo le afectó el único riñón sano que el lupus había dejado y luego de que se recuperó tuvo que estar (o todavía está) en tratamiento de diálisis.

De acuerdo con los que dicen que "El Cholo" está vivo, su recuperación física está avanzando, no así sus finanzas, ya que los cruces de droga, llamados "visas" (grandes cargamentos), se han visto afectados tanto por la guerra entre los diferentes grupos como por las medidas de seguridad en la frontera.

Es entonces cuando el secuestro se convirtió en la principal fuente de ingresos para los narcos.

Coqueteo, seducción y secuestro

Altos directivos, destacados profesionistas y hasta comerciantes de nivel medio en la ciudad cayeron en el juego de la seducción que los llevó a ser secuestrados.

El utilizar a hermosas mujeres como carnada para atrapar a sus víctimas, era uno de los modos de operación que Jorge Armando Briceño López "El Cholo" aprovechó para ser exitoso en el repugnante negocio del secuestro.

La historia la cuenta Karem, nombre "artístico" de quien llegó a ser parte de esa operación de coqueteo y conspiración.

"El Cholo reclutaba a muchachas bonitas, les compraba bolsas Louis Vuitton, ropa acá de marca, Burberry, zapatos Manolo, las arreglaban en una estética de La Cacho y las llevaban a bares de caché para enganchar a ciertos clientes", relató esta atractiva mujer que reconoció haber trabajado en esa red.

Y es que el secuestro se convirtió en la principal fuente de ingresos para los narcotraficantes de esta frontera cuando los diferentes grupos entraron en guerra por el control de la plaza.

"Se nos estaba pudriendo la mota (en Mazatlán) porque no podíamos traerla, todos se estaban agarrando a madrazos y no sabíamos con quien arreglarnos, porque no puedes meterte así nomás, hay que pagar derecho de piso", comentó un joven metido en las turbias transacciones de la yerba mala.

Con una plaza más caliente que nunca, ejecuciones en promedio de sies al día durante el segundo semestre de 2008, sin droga para abastecer el mercado y sin contactos confiables para cruzarla, las ganancias del narcotráfico se vieron a la baja y los hampones recurrieron al llamado "levantón" para cobrar las deudas pendientes y al secuestro de empresarios locales para pagar el lujurioso y extravagante estilo de vida al que se habían acostumbrado.

"Ahorita hay una tregua entre 'los ocho señores', que son los que controlan, distribuyen y cobran el derecho de piso", comentó este informante de la mafia. "Los muertos que han estado encontrando son por rencillas personales, gente que no paga o quiere chapulinear".

Pero lo del secuestro sigue. En las últimas dos semanas, confió un representante del Colegio de Médicos de Tijuana, se han enterado del secuestro de al menos seis personas.

Sin embargo, el estilo que implementó "El Cholo" para secuestrar pareció muy original.

"Las morras los enganchaban en los bares o en las discos, y como estaban preciosas, se veían elegantes, de clase, pues el tipo nunca iba a sospechar", platicó Karem.

La mujer carnada recibía órdenes precisas de cómo actuar y una vez que tuviera a su blanco envuelto en las redes de la pasión, lo demás era pan comido. Había registrar movimientos, datos personales y de la familia, horarios de trabajo, lugares a visitar, etc. Un plan estratégico para el secuestro.

"Ese Cholo hizo mucha lana con el secuestro", dijo con un mirada en el recuerdo. "Pero la neta, para mi ese güey es una lacra, porque una cosa es traficar con droga y otra el secuestro... yo sí estoy arrepentida, creo que soy de las pocas que se lograron salir".

Karem contó que muchas de las mujeres que fueron reclutadas para ese negocio fueron asesinadas.

"¿Te acuerdas que hubo una rachita que estuvieron apareciendo mujeres muertas?... Luego le dio por cobrar plaza a las prostis de La Cawila y a algunas las ponía a cruzar droga", comentó de manera resentida.

- Y tu que crees, ¿está vivo o muerto?

"La verdad yo no sé, pero ojalá y sí esté muerto".

FUENTE: LA-CH.COM

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 

© 2009NARCOTRAFICO | by TNB