domingo, noviembre 15, 2009

EFRAIN PEREZ PASUENGO Y JORGE AURELIANO FELIX

EFRAIN PEREZ PASUENGO

“EL EFRA”

Jefe de la cúpula criminal de la organización delictiva arellano félix. Ascendió a éste nivel tras la muerte de ramón arellano félix y la detención de benjamín arellano, siendo elegido por francisco javier arellano por la confianza existente entre ellos, a raíz de su compadrazgo.

Encargado de llevar a cabo las negociaciones y operaciones de cargamentos de droga, así como de autorizar las “ejecuciones” que se llevaban a cabo en el estado de baja california.


JORGE AURELIANO FELIX

“EL MACUMBA”

Segundo al mando de la organización arellano félix; responsable directo de las operaciones de narcotráfico en tijuana, baja california norte.

Encargado de los “levantones” a miembros de otras organizaciones delictivas, que llegaban a operar dentro de la zona del estado de baja california.

Se desempeñó como agente de la policía judicial en el estado de b.c. brindando protección a la organización, tras su renuncia a ésta institución, ascendió al puesto que ocupaba actualmente.



La presencia de El Efra y El Macumba en el CAF no era nueva: Desde el sexenio de Ernesto Ruffo Appel (1989-95) uno funcionaba como agente de la Policía Judicial estatal. Otro llegó a ser jefe de grupo en una delegación, también de la Procuraduría General de Justicia local.

Allí estuvieron al servicio de los Arellano y luego se dieron de baja para definitivamente irse al Cártel.

En años pasados El Efra y El Macumba fueron señalados extraoficialmente como parte de la trampa a José Patiño, agente del Ministerio Público Federal. Este hombre persiguió a los Arellano por territorio norteamericano, principalmente en San Diego, Chulavista y National City en el estado de California. Realizaba su tarea de investigación desarmado. Estuvo a punto de conocer la dirección de la familia y los lugares a donde acudían. Cuando regresaba a Tijuana se presentaba para recoger su pistola. Un día, a punto de hacerlo, fue interceptado por algunos agentes. Torturado. Le pasaron una camioneta por encima y en el interior lo lanzaron al precipicio en la escarpada sierra La Rumorosa.

Precisamente por sus relaciones con agentes de la Policía Judicial estatal, luego convertidos en ministeriales, El Efra y El Macumba tuvieron una conexión que les sirvió de mucho durante sus actividades que no eran desconocidas.

Por eso, cuando el jueves 3 detuvieron a El Efra y El Macumba, también capturaron a José Manuel Ayala Mora, agente ministerial en activo comisionado en homicidios. También Alfonso Escobedo Villalbazo, El Eco o El Rambo. Originalmente éste fue detenido por agentes federales la noche del 24 de diciembre de 1997. Su domicilio fue cateado a raíz de la emboscada ordenada por los Arellano contra personal de ZETA. Fueron encontradas en su domicilio numerosas armas. Por eso ingresó a prisión. Pero luego salió y estuvo muy relacionado con la Policía Ministerial, pero sirviendo a los Arellano Félix.

La sorpresiva inmovilización de El Efra y El Macumba pudo haberse realizado antes. Pero siempre contaron con información y protección de policías.

En esta ocasión, tanto El Efra como El Macumba, tenían información que venía un grupo especial desde la Ciudad de México. Evidentemente recibieron pitazo al interior de la Agencia Federal de Investigación (AFI). Pero fue obvio que les dijeron el motivo del viaje: Vigilar una audiencia en los juzgados de distrito, donde debían prestar protección especial. Luego de eso se regresarían a la Ciudad de México. Seguramente les informaron “estarán de entrada por salida”.

Por eso no les pusieron mucha importancia.

Pero a última hora se canceló la audiencia. Los agentes especiales estaban por salir de la Ciudad de México. No cancelaron el viaje. Su proyecto fue claro: “Matarían dos pájaros de un tiro”. Engañarían con la protección en el juzgado, pero realmente realizarían la operación con la información que ya se tenía, tanto del Ejército Mexicano como de la Procuraduría General de la República.

La detención de ambos fue considerada como un golpe mortal al Cártel Arellano Félix.

Al día siguiente de la captura, el escuadrón antidrogas norteamericano DEA (Drug Enforcemente Administration), informó que la organización “está en ruinas”. Según el despacho periodístico de la agencia oficial Notimex, Karen Tandy, administradora de la DEA, dijo que “...uno de sus líderes está en la cárcel (Benjamín), otro está muerto (Ramón) y con estos arrestos, dos de sus virreyes criminales serán llevados a la justicia”.

FUENTE: PGR, CRONICA.COM.MX

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 

© 2009NARCOTRAFICO | by TNB