martes, septiembre 21, 2010

FIESTA, ESTRELLAS Y NARCO

Hotel Hyatt de Acapulco, 1999. En la playa privada se realiza uno de los eventos sociales del año, la presentación del proyecto de un spa que iba a construirse en la carretera escénica del puerto. No faltaba nadie, hay más de 600 invitados.

"Me parece que fue en marzo de 1999... me parece que era primero el coctel en la alberca, en donde se presentó el espectáculo de ballet acuático; al término del hotel pasaban a la playa donde fue el espectáculo del desfile de modas de la firma del diseñador Armando Mafud y la presentación del spa, a cargo de Guillermo Ocaña.

"Al finalizar se realizó un espectáculo a cargo de la hija de Lola Beltrán. Las personas que recuerdo acudieron al evento, por invitación mía, por la de Guillermo Ocaña y de Clara, pero esos eran los menos, éstos eran Eugenio Derbez, Sara Bustani, Karla Alemán y su esposo; el diseñador Héctor Terrones, me parece que el presidente municipal Manuel Añorve, entre otras personas", declaró ante la SIEDO Lucila Guillén, dueña de una agencia de relaciones públicas.

El maestro de ceremonias Francisco Guillermo Ocaña enumeró otras personalidades.

"Estaban la Baronesa de Portanova y su marido; acudió el que era Embajador de Francia, Bruno Delaye; los propietarios del hotel, los señores Saba; la señora Lolita Ayala, la juez Margarita Sotomayor; el presidente del patronato de Acasida, el señor Esteban, medios de comunicación, en total eran como 650 gentes (sic), en mi punto de vista, ha sido uno de los eventos más grandes a los que he asistido en mi vida", manifestó a la PGR.

Fue una exhibición donde los organizadores además tenían el propósito de hacer donaciones a causas como la de la Fundación Mexicana de Lucha contra el Sida y otros organismos filantrópicos.

La presentación había sido contratada por la dueña del futuro negocio de terapias acuáticas, Clara Elena Laborín Archuleta, una sonorense de dinero que según algunos invitados quería tener contacto con el medio social y "darse a conocer".

Clara Elena Laborin Archuleta

Secuestrada

Su esposo, siempre discreto, esa noche no quiso estar en primera fila y prefirió quedarse con unos amigos al parecer de Sinaloa, en el bar del hotel, donde acostumbraba encontrarse con un General.

Se hacía llamar Alonso Rivera Muñoz y todos pensaban que era ingeniero, porque así se presentaba.

Fuera de la anfitriona, casi nadie sabía que este hombre en realidad se dedicaba a algo más lucrativo y que su verdadero nombre era Héctor Beltrán Leyva, capo del cártel de los Beltrán.

Una vieja amiga

Uno de los pocos convidados que la PGR supone que sabía quién era y a qué se dedicaba "Alonso Rivera Muñoz", era el maestro de ceremonias Francisco Guillermo Ocaña Pradal, dedicado al negocio del espectáculo desde hace cuatro décadas.

Ocaña negó saberlo, pero la presunción de la SIEDO es tal, que dos veces lo lleva a prisión.

En su declaración ante el MP, el empresario relató que en 1968 inició como actor de teatro infantil y en 1970 trabajó para las fotonovelas "Cita" y "Chicas".

A mediados de los años 80 dice que se convirtió en representante de Ricardo Montaner -con quien tendría un pleito legal- y al mismo tiempo en intermediario de contrataciones de artistas en la empresa "Organización Merlín".

Es entre 1993 y 1994 cuando se vinculó con una persona que más tarde le traería problemas.

En el certamen de Señorita Sonora, conoció a Clara Elena Laborín Archuleta, esposa de Héctor Beltrán Leyva "El H", mujer a la que enseguida organizó eventos infantiles en Obregón, Hermosillo y Aguaprieta.

"Entre los más relevantes que recuerdo es que una vez fue contratada la cantante Tatiana", declaró Ocaña, quien dejó de ver a la esposa de "El H" unos 3 años.

Agregó que en los años 90 vendió fechas de presentaciones de Alejandra Guzmán, Juan Gabriel, Tania Libertad, Menudo, Gloria Trevi, Ricardo Arjona, Timbiriche, Kairo, Laura León y Magneto; colaboró en la radio en "Todo para la mujer" y condujo el programa televisivo "De boca en boca".

"Derivado del hecho de que aparecía en televisión muy constantemente, apareció Clara Elena Laborín Archuleta", dice.

Ella contactó a Ocaña por 1997 para ofrecerle dirigir su empresa Rotceh, Noticias y Espectáculos y pedirle que lanzara como cantantes a cuatro de sus sobrinos, en un grupo que pensaban llamar "Tequila Cuatro".

La plataforma del lanzamiento sería una revista llamada "Jeans", también propiedad de la esposa de Beltrán, de la que sólo salieron dos números y a la que quiso cambiarle el nombre por el de "Rotceh, la revista que piensa joven". El objetivo no se logró.

En 2002, Ocaña se fue a radicar a España, donde montó la empresa de espectáculos Tops Time Production S.L. y se hizo apoderado de Tarraco, con inversiones hoteleras y ecoturísticas en Palma de Mallorca y la Riviera Maya.

Su éxito económico resultó sospechoso para las autoridades españolas.

El Ministerio del Interior ibérico afirma en un oficio del 31 de marzo de 2008 que a través de cuentas bancarias de empresas controladas por Ocaña se efectuaron ingresos de efectivo superiores a los 78 millones de euros.

La investigación final calcula que estas empresas y otras de sus cómplices, lavaron 236 millones de euros en transferencias a la desaparecida Casa de Cambio Ribadeo, del Distrito Federal.

También precisa que Ocaña pidió al abogado catalán Joan Piqué recibir a dos transportistas de dinero de los Beltrán, que necesitaban recuperar 5.5 millones de euros que les aseguraron en 2005 en el Aeropuerto del Prat, en Barcelona, como parte de la llamada "Operación Tacos".

El empresario dice que el 20 de junio de 2005 se entregó a la justicia española y lo absolvieron de inmediato; en diciembre de ese año acudió voluntariamente a la PGR y lo arraigaron, pero salió libre tres meses más tarde.

Tras quedar en libertad, la SIEDO descubrió que era aval de la esposa de Héctor Beltrán en la renta de un inmueble y que ella lo registró como referencia personal en una tarjeta de crédito Banamex, indicios por los que volvió a consignarlo.

De telenovela

Inmuebles en donde han sido detenidos integrantes del crimen organizado y que han sido utilizadas para grabar telenovelas

Aureliano Rivera 17, Colonia San Ángel Inn.

· Inmueble donde detuvieron a 11 sicarios de Beltrán Leyva y decomisaron un arsenal en enero de 2008.

· Grabaron la telenovela "Cadenas de amargura", estelarizada por Daniela Castro, Diana Bracho y Raúl Araiza.

Farallón 304, en la Colonia Jardines del Pedregal.

· Casa donde residía Ever Villifañe Martínez en 2008.

· Era utilizada para grabar programas de televisión; entre ellos, la telenovela Rubí, que estelarizó Bárbara Mori.

Cerro de los Dos Conejos 173, Colonia Manuel Romero de Terreros.

· Ocho sicarios de los Beltrán Leyva son detenidos con un arsenal en febrero de 2008.

· Daniel Gauvry, actor de las telenovelas "Marimar", "María la del Barrio", fue registrado como fiador del inmueble.

El eslabón

Guillermo Francisco Ocaña Pradal, presunto "lavador" de la organización de los Beltrán Leyva, fue conductor televisivo, mánager de cantantes y dueño de una empresa de promoción de eventos y espectáculos.


DETENCION DE GUILLERMO FRANCISCO OCAÑA PADRAL POR LAVADO DE DINERO

Guillermo Francisco Ocaña Pradal, ex conductor de televisión y promotor de artistas, se encuentra preso por ser considerado uno de los principales lavadores de los Beltrán Leyva.

La PGR encontró que Ocaña fue operador de empresas y negocios de Clara Elena Laborín Archuleta, esposa del capo Héctor Beltrán Leyva "El H", actualmente prófugo.

Según la autoridad, "Memo" Ocaña, como se le conoce en el mundo artístico, es uno de los eslabones que vinculó a artistas de la farándula con narcos.

Como dueño de una empresa de promoción de eventos y espectáculos y mánager de cantantes en Televisa, realizó eventos y contrató artistas para la mafia.

El conductor fue detenido con base en una orden librada por el Juzgado Cuarto de Distrito en materia penal del DF, por el delito de delincuencia organizada en la hipótesis de operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado), según la causa 80/2008.

Ocaña fue capturado el 19 de abril, pero oficialmente no se dio a conocer a los medios; la PF tampoco informó a la autoridad judicial ni la hora ni el lugar donde lo detuvieron, ni siquiera la ciudad o la entidad.

Desde esa fecha está en el Reclusorio Oriente, sujeto a juicio por delincuencia organizada, que es un delito grave.

Para el empresario es su segunda estancia en prisión, pues en diciembre de 2005 fue retenido junto con 7 colombianos, acusado de lavar dinero del narcotráfico; el 21 marzo de 2006, tras un arraigo de 90 días, abandonó el Reclusorio Oriente y fue al único al que le dictaron la libertad.

Pese a su liberación, desde hace tiempo Ocaña era blanco de investigaciones de la Guardia Civil de España y de la PGR, al grado de que una monitoreaba su número telefónico.

La primera vez que Ocaña fue implicado con el narcotráfico fue a raíz del aseguramiento de un avión con 5.5 millones de euros, propiedad de los Beltrán Leyva y el Cártel del Norte del Valle, en el aeropuerto de El Prat, en Barcelona, el 6 de marzo de 2005.

El Cuerpo Nacional de Policía de España rastreó diversos teléfonos y detectó que Ocaña era el encargado de canalizar las gestiones para intentar recuperar el dinero asegurado, misión que al final se encomendó al abogado catalán Juan Piqué Vidal, según el expediente.

De acuerdo con el oficio R.S. núm. 219, fechado el 31 de marzo de 2008 y enviado por la Embajada de España en México, para esta tarea Ocaña contactó presumiblemente a los abogados Arturo Culebro y Ernesto Soriano Valdez, y a Javier Jesús Cruz Muller, supuesto empleado de Monex.

Parte de estos señalamientos fueron incluidos en el proceso del que Ocaña fue absuelto en 2005; sin embargo, dos años más tarde la PGR reactivó las investigaciones en su contra.

El 7 de marzo de 2007, la SIEDO obtuvo un contrato de arrendamiento donde Ocaña aparece como fiador del departamento de Avenida del Remanso 80 A, Interior 201, Fraccionamiento Country Club de Huixquilucan, rentado por Clara Elena Laborín Archuleta, esposa del capo Héctor Beltrán Leyva "El H".

En la casa de Avenida Club de Golf 80, Torre "A", departamento 5, edificio Caliterra, Residencial Club de Golf Lomas, asegurado en 2005 a "El H", había un directorio con los teléfonos de Efraín y Carlos Beltrán y el de Ocaña Pradal.

A Ocaña los españoles también le relacionaron con Francisco Antón Pérez, director de la desaparecida Casa de Cambio Ribadeo, negocio donde presuntamente lavaron 236 millones de euros al narcotráfico. Antón fue ejecutado en octubre de 2005 en Huixquilucan.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
 

© 2009NARCOTRAFICO | by TNB